08. Los hechos confirman la fe - Tito 1.15-16

Carta a Tito - Una iglesia que se conduce en la Verdad

Javier Jara Bao
  • Los judaizantes querían implantar mandamientos de hombres para una “super pureza”
  • Para ellos (como lo hacían los fariseos en su momento) habían mandatos pequeños que se debían cumplir  (Mt. 23.23) 
  • Sus mandatos podrían tener cierto grado de “lógica”, pero finalmente negaban la verdad (1 Ti. 4.3) 
  • Finalmente ningunos de esos mandamientos contribuían a la santificación de los creyentes
  • Los falsos ostentaban su “santidad” y buscaban ser imitados

V.15

TODAS LAS [...] LOS PUROS

  • Esto no justifica el pecado posterior a la regeneración.
  • El mal no esta en las cosas (ceremoniales o alimentos que los judaizantes mandaban hacer o no comer) si no en el uso que se le da. (Luc. 11.39-41; Mr. 7.14-16)  
  • La inmundicia del corazón (lo interno) es lo que nos “ensucia” delante de Dios.
  • Todo lo creado por Dios es bueno (1 Ti. 4.4) 
Nuestra inmundicia íntima hace que nuestro uso de cosas que en sí son buenas, acabe siendo malo - David F. Burt
  • Para los creyentes todo es limpio y delante de los ojos de Dios no se “DEBE” imponer mandamientos que rompan esa libertad (Ro. 14.20) 
Así que, si una ley impone sobre las conciencias la necesidad de abstenerse de ciertas clases de comida, perversamente arrebata a los creyentes esa libertad que Dios les ha dado - Juan Calvino
  • Esto no debe aplicarse a cosas que abiertamente son malas o pecaminosas (Arte y pornografía - su diferencia va mas allá de la persona que la mira)
  • El vivir una vida de pecado tomando este principio para validar su pecado no es mas que una escusa para pecar, agregando un nuevo cargo: tergiversar la Palabra de Dios.

MAS PARA [...] NADA LES ES PURO

  • Hay un contraste o una contra parte: los impuros (corrompidos e incrédulos)
  • Las palabras vanas, engaños fábulas, etc, de los falsos maestros no solucionaban la verdadera inmundicia del hombre.
  • Los mandatos de hombre solo daban una serie de calmantes a la conciencia (formaban una pseudo-pureza)
  • Estas personas eran corrompidas (contaminadas o manchadas) e incrédulas (sin fe o creencia alguna)
  • Su pecado levantaba un velo que los cegaba a la pureza de las cosas.
Quien rechaza el evangelio, por lo tanto, sufre dos consecuencias ineludibles: 
ante los ojos de Dios es un incrédulo y se excluye a sí mismo de su influencia sanadora - David F. Burt
  • Aun las cosas santas para ellos pueden llegar a ser pecado o impuras rechazando incluso el evangelio, la única cura o solución a su condición.
  • Si se encuentran en las iglesias, su influencia puede ser al menos negativa si no que destructiva.

PUES HASTA SU MENTE [...] CORROMPIDA

  • Todo su ser esta contaminado o manchado, no han sido regenerados.
  • Sin la obra regeneradora del Espíritu Santo, todas las obras nacen de un corazón impuro, por muy buenas que sean las intensiones.
  • Los mandatos de hombres no cambian la condición interna, por eso su interior sigue siendo corrompido.
Se dice de esos hombres que tenían contaminadas tanto la mente como la conciencia. Una persona llega a sus decisiones y conclusiones usando dos facultades. Una, la inteligencia, para pensar las cosas; otra, la conciencia, para escuchar la voz de Dios. Pero si tiene la inteligencia pervertida hasta tal punto que no ve más que el lado sucio de todo, y si tiene la conciencia oscurecida y enmudecida por consentir continuamente el mal, no puede tomar ninguna decisión correcta - William Barclay
  • Nuestro corazón aun lucha con el pecado, cuidémonos de no estar pensando conforme a la biblia y dirijámonos de manera correcta según ella nos manda.

V.16

PROFESAN CONOCER A DIOS

  • El estado trágico de los falsos en su final es el desconocimiento de Dios.
  • Su labios proclaman un realidad que no es verdad en su vida.
  • Su pecado los hace tener la convicción de que lo conocen, cuando en realidad no (Mt. 7.22-23) 
  • Creer no es lo mismo que conocer. La fe verdadera lleva al conocimiento de Dios (Stg. 2.19; Col. 1.10; He. 11.6) 
  • Por medio de los engaños, palabras vanas o fábulas, se piensa que se tiene un conocimiento especial de Dios. Tal cosa no existe (He. 1.1-2)  
El resultado es, que ellos ostentan su vanidad, mientras que el desprecio a Dios se manifiesta en perversa conducta - Juan Calvino

PERO SUS HECHOS LO NIEGAN

  • Sus hechos niegan la verdad de Dios y de la piedad misma (2 Ti. 3.5) 
  • Los hechos pueden negar tus palabras y ser mas fuertes que ellas (1 Ti. 5.8) 
Puedes decir que amas muchísimo al Señor. Puedes tener grandes conocimientos de la Biblia y asistir fielmente a los cultos de la iglesia local. Pero si no cumples con aquellas obligaciones elementales de integridad y amor, tus acciones denuncian que tu profesión de fe es falsa - David F. Burt
  • Sus hecho no solo demuestran un desconocimiento, si no que niegan (rehúsan o rechaza) a Dios
  • Dejan de lado la verdad para escuchar las fabulas y engaños (2 Ti. 4.3-4) 

SIENDO [...] A TODA BUENA OBRA 

El rechazo de la verdad provoca resultados.

Abominables

  • Ser detestable o repugnante (Delante de Dios) (Ap. 3.16)
  • Sus obras los hacen detestables a los ojos de Dios, lo han rechazado al ir detrás de otros objetivos (idolatría)
  • Sustentan sus verdades en normas humanas, desobedeciendo o rechazando la verdad de Dios

Rebeldes

  • Que no acatan las ordenes o desobedientes
  • Características de los falsos y sus discípulos (Contumaces - malas bestias)
  • Su fe es solo intelectual, pero no salvadora

Reprobados

  • Reprobados o descalificados. También entendidos como inútiles.
  • Sus obras, luego de ser probadas, traen como resultado un rechazo de parte de Dios.
  • La salvación debe manifestarse en buenas obras (Ti. 2.14; Ef. 2.8-10) 
Es cuestión de vida o muerte, el creer la verdad de Dios o creer la mentira. 
Tú puedes escoger lo que quieres creer, pero no puedes impedir las consecuencias -  Warren W. Wiersbe
  • Los hijos de Dios están equipados para buenas obras por medio de la verdad (2 Ti. 3.16-17) 

CONCLUSIÓN

  • No existe la posibilidad de separar profesión de fe con la conducta.
  • El creyente debe de hacer las buenas obras para las que fue rescatado.
  • El líder debe de manifestar el amor, el mejor tiempo para detener la falsa doctrina es antes de que se esparza. 
  • Cada creyente debe de evaluarse, no como medio de tortura, si no como proceso evolutivo y de crecimiento (2 Co. 13.5-7)
  • Debemos de considerar frente a estos ejemplos, con que pasión, deseo y dedicación estamos sumergiéndonos en la verdad de Dios.

¿Cómo es nuestra conducta? ¿Dignifica el evangelio? ¿Son nuestras obras la prueba de nuestra fe? ¿o son las obras las pruebas de la condenación?




Articulos Relacionados