La oración - Sesión 15

La Oración - Hablando personalmente con Dios

Javier Jara Bao

Introducción

“¿Por qué nos cuesta tanto orar?”

Orando la Biblia

¿Tenemos un problema?

  • ¿Cuánto deseo hacerlo?
  • ¿Siempre oro diciendo lo mismo?
  • ¿El problema seré yo?
  • ¿Seré un cristiano de segunda categoría?
  • ¿Cómo oro por las mismas cosas sin decir lo mismo siempre?

¿Tenemos alguna solución?

  • Si!! Existe una.
  • Tenemos la ayuda del E. Santo
  • La oración es sencilla (1 Co. 1.26)
  • Podemos tener una vida de oración significativa y satisfactoria.

¿Cuál es la solución?

  • Cuando ores, 
  • ora a través de un pasaje de las Escrituras, 
  • de manera particular a través de un salmo.

¿Cómo es esto?

  • Es orar, yendo línea por línea
  • Si no se entiende la línea, pasa a la siguiente
  • No es necesario orar cada línea o versículo
  • Ora todo lo que este en tu mente
  • Si tu mente se aleja de lo que el texto dice, regresa al texto.
  • No es necesario interpretar para orar

¿Me da un ejemplo?

Jehová es mi pastor; 
nada me faltará.
Salmo 23.1 NBLA

¿Cuáles son los beneficios?

  • Ayuda a mantener una oración fresca.
  • Ayuda a tener dirección y empuje.
  • Logramos vencer el cansancio, sueño o distracciones.
  • Estaremos orando las mismas palabras de Dios
  • Conoceremos más a Dios y su palabra
  • Estaremos llevando a cabo el mejor método de estudio de la palabra.
Si trato de orar por personas o circunstancias sin tener la Palabra frente a mí para que guíe mis oraciones, suceden varias cosas negativas. Lo primero es que tiendo a ser repetitivo… solo oro por las mismas cosas todo el tiempo. Otro aspecto negativo es que mi mente tiende a divagar.
 John Piper.






Articulos Relacionados